Resumen

Cuando se apagan las luces en una sala de cine, entramos en otro mundo donde reina la magia, el ilusionismo y la ficción. ¿Tiene algo que ver con la Historia? El historiador Marc Ferro decía que lo imaginario del hombre, tiene tanto valor de Historia como la misma Historia. El cine ha sabido sintetizar los elementos plásticos y escénicos del teatro en una construcción dramática y expresiva que da vida a la imagen. ¿Es también Historia? Soy un cineasta con alma de historiador −dice Oliver Stone que, en “La Historia no contada de Estados Unidos”, revisa los últimos 60 años de la historia de su país y desmantela el relato oficial. El cine a su manera y con sus propios códigos también ‘escribe’ la Historia.