Resumen

En ocasiones, por razones de salud un estudiante no puede asistir al liceo. Puede ser por un accidente, una enfermedad, que requieren de internación hospitalaria o domiciliaria hasta que pueda reintegrarse a la educación formal. En el transcurso de ese tiempo podemos ‘acercar’ al alumno al aula llevándosela al hospital o a su casa.

No buscamos con ello solamente mantenerlo actualizado, con los conocimientos al día; perseguimos objetivos también sociales, vinculares, que sienta que está y que sus compañeros lo sienten como tal. Buscamos que mirar la clase, escuchar a todos, participar de la clase como el resto, poder escucharla tantas veces como quiera, que todo ello acompañe su tiempo de reposo y sanación.

Por ello, definimos la Psicopedagogía hospitalaria o domiciliaria como una forma de desarrollar y estimular procesos de aprendizaje como si estuviera en el aula, atendiendo tanto a las características pedagógicas en sí mismas como a las emocionales, sociales, comunicativas.