El siguiente artículo tantea la posibilidad que tiene la producción teórica teatral de nutrir a las reflexiones didácticas de la labor docente en enseñanza media. A partir del contacto con problemáticas básicas compartidas (el gesto comunicativo, el cuerpo como instrumento, el Otro como fin en sí mismo, el espacio desde el cual es posible la experiencia de un espectáculo) es posible un diálogo entre ambos saberes que aporte un nuevo significado a nuestro desenvolvimiento en el aula, reencontrándonos con una modalidad ancestral en común de transmisión de contenidos: poner el cuerpo ante un público, generar una comunicación abierta basada en gestos efectivos, lograr con-mover.